martes, marzo 14, 2006

MARA

Día 3

Me estoy hinchando como un sapo, mis facciones apenas se distinguen, mis carrillos se han abultado hasta confundirse con la nariz. Mis ojos se han alargado hasta dejar apenas una ranura para ver. En mi cara solo sobresalen unos labios gruesos que abro incesantemente para respirar. De mi cuerpo solo veo un inmenso vientre abultado.

Las algas son mi alimento favorito, cocino extrañas ensaladas de pequeños crustáceos e insectos que recojo en las rocas del acantilado. No sé cuanto tiempo durará esto.

3 comentarios:

Qymera dijo...

Como que el embarazo no le está asentando nada bien Fortunata, y por lo visto parece ser una desgracia para usted.

calanda dijo...

...espero que haya dia 4 y dia 5...esta historia engancha, sabes como dibujar con las palabras y que se queden en la memoria, muy bonita...Saluditos

Qymera dijo...

Quizás un caldo de gallina le venga bien. Yo se lo preparo si se dispone. ;)