martes, mayo 09, 2006

IRINA


Estamos sobre la hierba. Natacha me tiene en brazos. A mi lado Vladimir llora. Madre y Ama recogen en fardos nuestras pocas pertenencias. Ama para tranquilizarnos canta una vieja canción que habla de la abundancia de la siega. Madre murmura entre dientes “Si estuviera vuestro padre todo seria distinto."

No se cuantos días llevamos caminando. Madre me lleva cargada en la cadera sostenida por su brazo. En su espalda lleva atado un pañuelo con toda nuestra ropa. De la otra mano lleva a Vladimir que como si fuera un hombre de apenas cinco años va cargado. Nadie se libra. Ama, nuestra abuela, va doblada bajo su peso, hasta casi tocar el suelo con su frente.

Un día Natacha, alegre, deja sus paquetes y corre detrás de un árbol. De pronto oímos un grito desgarrado y unos hombres que la arrastran. Madre nos agarra fuertemente, su pecho se hunde lleno de hipos contenidos. Ama mas que caminar se arrastra como un caracol bajo su concha. Vladimir llora pero el siempre esta llorando. Nadie recoge sus paquetes.

Desde ese día los pechos de Madre son dos pellejos sin leche. Aun así nosotros chupamos y chupamos hasta quedarnos dormidos.

Hace tiempo que no veo a Ama delante de nosotros. Quizá vaya detrás pero tampoco oigo sus canciones campesinas.

Vladimir es una brasa ardiendo. Ahora madre nos lleva a los dos en sus brazos, de todas formas nos hemos hecho tan livianos.

Estoy encima de la tierra dura. Copos de nieve cubren los campos. Madre esta cavando una cuna para Vladimir . Le deja acostado envuelto entre las mantas.

Madre me aprieta contra su pecho y sigue caminando. De su cuerpo brota una música como si ella fuera una flauta resquebrajada por la que sale el aire. Me chupo el dedo hasta que me sale sangre caliente de la mano.

Entramos en la ciudad. Es un gran estercolero. Una marea de hombres. Se oyen sirenas y ruido de camiones. Madre rebusca en la basura hasta encontrar un hueso sin sustancia que me da para que lama.

Madre hace tiempo que duerme por mas que la golpeo no se mueve. Esta fría . Las moscas se posan en mis labios y en mis ojos. Es una noche oscura. Si pudiera llorar lloraría. Veo una sombra que se acerca. Es padre. Me levanta del suelo y me abraza y dice en un idioma extraño “Hija querida vámonos a casa”

…………………………….

El me llamaba Florencia pero Madre, ama, Natacha y Vladimir me llamaban Irina. La mañana es luminosa y la brisa suave. Escucho el ir y venir de las olas a lo lejos…..


( Dedicado a Mentecato)

7 comentarios:

mentecato dijo...

Queridísima Fortunata: Sacaste a la luz la historia oculta de "Florencia". Conmovedor. Bellísimo. Talentosísimo.

Tu alma ¡qué hermosa es!

Un brazo desde la belleza de Chile.

c. dijo...

pasé a dar las gracias por tus palabras, saludos, c.

mentecato dijo...

Retorno a leer "Irina". Yo no habría podido hacerlo. Habría desistido por esa realidad de tanto dolor. Y que es necesaria darla a luz.

Lo escrito por el cónsul italiano es absolutamente histórico. Una herida a flor de piel.

Y algo tan curioso. Me había imaginado Irina como el nombre ruso de Florencia.

Nunca debemos cerrar los ojos y decir ¡qué me importa!

Somos corresponsables de la vida en este amado y destruido planeta.

Un abrazo.

Qymera dijo...

Un texto sorprendentemente hermoso que encuentra su raíz en aquel de Mentecato tal y como usted dijera, pero que lo supera en recreación y ampliación, como toda elaboración.
Salud por Mentecato, grato receptor de sus inspiraciones.

Lila Magritte dijo...

Maravilloso relato. Buenísimo. Me gusta mucho esto de trabajar historias paralelas con voces distintas. Muy muy bueno el enganche con la historia de Mentecato, pero además la historia es independiente. Se sostiene sola, te felicito Fortunata.

Abrazos.

Rodolfo N dijo...

De este arcón mágico, ha salido un bello y tierno relato.
Cariños

margarita dijo...

Termine de leerlo con piel de gallina en todo el cuerpo.... Mi abuela conto historias que vivió de verdad y yo tengo miedo de estar mutilandolas porque no se escribir... Cualquier cosa ya veo que hay mas de uno talentosisimo que podria hacerlo por mi
Saludos y ah, vine por recomendacion de Mentecato
M