viernes, enero 12, 2007



DIARIO

DE

UNA

DAMA



………Me encuentro en un estado de excitación indescriptible, sus visitas siempre son imprevisibles, . Se acerca hasta mis pechos pellizca mis pezones o los lame. Empuja suavemente, y oprime mis pulmones, me falta el aire, me distancio de cuanto me rodea. Se introduce poco a poco por mis venas y produce hormigueo en los brazos y flojedad de piernas…………



3 comentarios:

mentecato dijo...

Y en el instante en que todo se nubla, su beso hiere tus secretas ansias con sus espadas de oro.

Therese Bovary dijo...

Esa dulzura hacia el cuerpo amado es una ofrenda que el amor se brinda a sí mismo.

Besos

Qymera dijo...

Efecto de una droga de amor en un cuerpo vencido? Creo que a esa dama le gusta que le muerdan los pezones como el personaje de un cuento que leí alguna vez...