miércoles, noviembre 05, 2008



A LA VERA

DEL MAR






- ¿Te desnudarías para mi?
Ella se quitó los párpados, se desabrochó el pecho, se desató las piernas, el corazón palpitante lo dejó sobre la arena.
- Eres hermosa, estás hecha de sueños y de imágenes, de palabras no dichas, de emociones calladas.
- Y tú ¿no te desnudas?
Él se despojó de todo, hasta el último hueso.
Un torrente de pasión escondida, una ola de silencios, la arrastraron hasta algún lugar del infinito.


Imagen: José de Tagores

5 comentarios:

S. M. L. dijo...

¡Cada vez más poética! ¡Qué bellas imágenes!

Trini dijo...

Una sobre-pasión.

Muy bello texto y muy poético.

Un abrazo

Rodolfo N dijo...

Pura energía en un amor abstracto pero profundo y bello.
Bedsos, amiga.

Bohemia dijo...

maravilloso cuento....pequeñito y lleno de sensaciones...

Bss desnudos...

ybris dijo...

Esos son desnudos.
Todo lo demás, esbozos en la niebla.

Muy bello.

Besos.