sábado, noviembre 15, 2008



Noche de luna llena

Una noche de luna llena Mimí, una gatita sensible y dulce, se subió al tejado y comenzó a lamentarse. Sus maullidos eran tan tristes y desconsolados que se acercó a ella una gata manchada, vulgar que solía cazar por allí. ¿Por qué lloras tanto, puede saberse? - Le preguntó.- Con tanto ruido estas alejando a las ratas. La gatita la miró sin poder parar de suspirar. Si tu pudieras entender...Si me lo dices seguro que lo entiendo, y si quieres te daré la solución a tu problema. No creo que puedas. ¿Se te ha muerto alguien? No, no es eso, he perdido algo que mi corazón necesitaba. La gata callejera la miró moviendo la cabeza. ¿Y eso es para llorar? La gatita intentó explicarse. ¿Ves el mar, con las crestas de las olas bañadas por la luna? ¿Ves ese barco que navega sobre las aguas? ¿Escuchas la canción que entona la sirena al ritmo del batir de los remos del marinero? La gata manchada estaba empezando a enfadarse ¿De qué hablas? ¿Qué tonterías dices? Estamos en la ciudad, la luna apenas se ve cubierta por la nube de polución, aquí no hay mar, ni barcos, ni sirenas...por que dices tantas bobadas, mejor vente a cazar ratas, llenarás tu estomago y harás un favor a la ciudad. Entonces la gatita le preguntó De verdad ¿No sientes que te falta la luna llena, el mar, el marinero, y la sirena para ser feliz? No obtuvo respuesta por que la gata estaba muy ocupada persiguiendo a una rata gris de ojos rojos....


Imagen: Steinlen

2 comentarios:

Bohemia dijo...

que gatos tan profundos...una delicia...

Me voy al tejado...

miauuuuuuu

BSS

maicher dijo...

prada purse
prada uk
prada hand bags
miu miu
miu miu handbags