miércoles, mayo 04, 2011

LA SALA DE ESPERA

- ¿Quién es el último?
Un joven que estaba sentado cerca de la puerta de la sala de espera levantó la mano, llevaba una cazadora vaquera y pantalones de chándal negro. Había otras cuatro personas esperando. Se sentó cerca de la ventana y cerró los ojos. Estaba cansada !Qué día! Lo que no entiendo es por qué no me lo dijo antes. ¿Cuántas veces? Seguro que como siempre el colesterol y la tensión un poco alta. Las diferencias entre monologo interior y estilo indirecto libre, es lo mismo por que no se enteran de nada. Se lo había pedido la noche anterior. !Joder! no es tan difícil. Relájate, no le des tanta importancia. Como aquel viaje a Palma. lo mismo al final todo a última hora, respira, céntrate en el aire en como entra y sale, los exámenes están por corregir. !!Uff!! !Las zapatillas de la niña! Me da tiempo a la salida que no me olvide. No me escucha, dice sí, sí, pero no me escucha. No le des mas vueltas, escucha los sonidos de la calle. Siente los rayos de sol sobre tu piel. Se lo dije, se lo dije, se lo dije. No tenia que habernos pasado esto, estoy harta siempre lo mismo. !Cálmate! Siempre estamos en el mismo punto cuando parece que vamos a avanzar. El zapatero cierra tarde. !Qué cansada! !qué pesados se ponen con los exámenes! Anda respira hondo. yo ya no sé como voy a hacer. Si le dijera… Inútil, seguro que hoy llega tarde, no le podré decir nada. Notó la presencia de alguien que entraba en la sala.
- ¿Quién es el último?
Abrió los ojos, levantó el dedo
- Yo
Miró el reloj. Ya no llego al zapatero.



Imagen: "Sala de espera" de Pablo Gallo.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha costado mucho entender esta historia, y no sé si lo he logrado.
Abrazo
D.

Sara NY dijo...

Pues yo sí la he entendido, Fortunata. Y por un momento me he visto reflejada en ella, por desgracia.

En fin, es lo que tiene ser una super-woman (o por lo menos pretender serlo).

Por cierto, me encantó haberte conocido. Un besazo y espero que algún día se repita

Rocío Romero dijo...

¡Te encontré! ;-)
Yo también la he entendido, también me veo reflejada y me encanta la mezcla del estilo indirecto libre con el monólogo interior, porque creo que usas ambos... Es una técnica que yo utilizo sin técnica en algunos relatos y que no se me da muy bien, pero me parece el narrador más realista que se puede lograr. Eso sí, el lector tiene que haber desayunado bien ;-)
Me encantó conocerte guapa, un abrazo gigante

Miguel dijo...

Hoy Sara me ha hablado de tu micro mientras comíamos y me ha dicho lo que ya te ha comentado antes, que se ha visto como si fuera la misma protagonista.

Es lo que tiene el vivir en este mundo de locos.

Un abrazo fuerte (en la próxima nos tomaremos otro vinito juntos)

"Ninety nine"