miércoles, junio 23, 2010

INTRODUCCIÓN

Nada es fácil, ni siquiera lo que parece fácil y maravilloso a los ojos de los demás
Preparar un viaje supone un gran aporte de energía. Primero hay que buscar el sitio que se quiere conocer, las fechas adecuadas, un alojamiento conveniente, hacer una investigación del lugar y dejar todo en orden antes de salir.
Había, una vez mas, hecho todos los preparativos, ahora hacia falta que el clima fuera benigno, la ciudad amable, la comida saludable y su estado de animo el mas adecuado.
Puso la ropa en la bolsa, la guía, la máquina de fotos, su libro de notas, ¿el booknet?, y un libro de compañía.
Debía comprobar que tenía todo lo necesario, el billete, la reserva del hotel, la documentación......

!!!Buenas noches!!! se dijo, esperando que el sueño la librara de todas las incertidumbres que acompañaban las horas preliminares hasta tomar el vuelo, una vez sentada en el avión....todo se quedaba atrás...

Imagen: Nathan White (Inglaterra,)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué envidia. Esos preparativos están entre las cosas que más me gustan de la vida.
Ojalá no sea un cuento, sino una realidad para ti.
Un abrazo
D.

Su dijo...

Hola,
¿para dónde el próximo viaje? Que suerte...
Abrazos

Anita Dinamita dijo...

Esas incertidumbres previas... me gustaría emprender un ritual de viajes para vivirlas más plenamente :)
Bon voyage!