miércoles, junio 09, 2010

















LAS ESTACIONES


Los domingos por la tarde los niños se quedaban en la casa jugando, los padres iban al cine y la muchacha se quedaba dormitando apoyada en la mesa de la plancha.
Su juego predilecto era "Las estaciones del metro" Uno era el pasajero, el otro el maquinista. El maquinista debía abrir la puerta corredera de la despensa, cantar la estación contar hasta tres y cerrarla. El pasajero podía entrar o salir de la despensa en las estaciones que quisiera.
Saturnino se puso la gorra.
- !Pasajeros al tren! !Cuatro Caminos!
Margarita saltó dentro
- !Rios Rosas!
Margarita saltó fuera
-!Iglesias!
Dentro
- !Chamberí!
Saturnino contó rápido y cerró la puerta con violencia
- !Bilbao!
Fuera
- !Tribunal!
Dentro
- !Gran Vía!
Se escuchó un chasquido y el cuerpo de Margarita que caía.


.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Juegos infantiles, que anticipan lo que viene. Me imaginé una escena de tu infancia.
Un abrazo
D.

isabel gutiérrez dijo...

Precios Fortu, sorpresivo al final, como los buenos relatos. Muchos besos.

Anónimo dijo...

Estoy vivo.
Un abrazo en la distancia.

Un pollo desplumado

Miguel dijo...

Seguro que el final de la caída lo recordarán para siempre (más Saturnino que la pobre Margarita)

Saludos

mentecato dijo...

Un abrazo por tan bello relato...

Su dijo...

Juegos infantiles que llegan a sorprender.
Besos