jueves, marzo 21, 2013

Llueven piedras


Llueven piedras
piedras como puños
que caen en todas direcciones.

No hay brazos suficientes
para proteger los ojos,
el pecho y el resto del cuerpo.

De día y de noche golpean,
una lluvia incesante de granizo
y el viento frío.
un torbellino de voces diciendo
!Basta!

Si hubiera por lo menos
un momento de tregua,
un minuto de silencio.
un instante de paz  o de descanso...

En guardia todo el tiempo,
en estado de alerta permanente.
Pendientes tan sólo de la supervivencia,
plantándole cara a la muerte, al dolor,
a  a la enajenación, al abandono.

Llueven piedras,
piedras como puños
que caen en todas direcciones.




6 comentarios:

Anónimo dijo...

Cómo se nota que están en época de vacas flacas...
Ánimo, no hay mal que dure cien años.
D.

Anónimo dijo...

Hello. And Bye.

Anónimo dijo...

¡Qué maravilloso leer poemas en medio de las noches australes!

Un abrazo, hermana mía,

Mentecato

Anónimo dijo...

¡Qué maravilloso leer poemas en medio de las noches australes!

Un abrazo, hermana mía,

Mentecato

இலை Bohemia இலை dijo...

llueven piedras y mi cabeza se cuajó de chichones...

:)

Raúl dijo...

Muy bueno.